He olvidado tu rostro

Por primera vez en dos años debo confesar que he olvidado tu rostro; no me duele, no me daña ni me extraña, tan solo me alegra que con ello volverá un poco la calma. Todavía recuerdo cuanto entregué de mi alma, hace ya cinco años que te di todo cuanto podía, mi confianza, mi cariño, mi preocupación; me entregué como amigo lo más que podía, te escuché, te acompañé, te protegí. Nos reímos juntos de una cantidad innumerable de tonteras, nos miramos complicemente cuando cuestionábamos las decisiones de nuestro entorno, de esas personas de las cuales ocultábamos nuestra amistad, por lo cuestionable, por lo cercana, por lo tan incómodamente cercana que se había vuelto. Han pasado cuatro años desde que esa incomodidad se hizo evidente, desde que de nuestro círculo cercano encendieran las alarmas, desde que empezaran los rumores que nuestra amistad no era tan sana, y nuestra reacción fue de cuidarnos las espaldas, tú con la excusa de protegerme, yo con la excusa de no incomodarte, y nos cuidamos más, nos comunicábamos en secreto, hablábamos todos los días siempre y cuando nadie nos viera, y así pasamos más de un año entero.

Pasé un año odiándote… no entendía como podías haber tergiversado todo, como habías conseguido que todos me dieran la espalda, mi vida se desplomó junto con mi confianza, y no fue necesario ponerme una soga al cuello para suicidarme, pues me ejecutaron en la plaza. Morí y deambulé, te pené buscando respuestas; y no las encontré… reencarné, y aun no las encuentro, pero unos años después y otra vida después ahora ya lo entiendo. El olvidar tu rostro no es un castigo ni un tormento, es un alivio, es decir que mi alma está lista para dejar de buscarte. Te entregué todo, y con todo te quedaste, ahora de mi yo de entonces no queda ni la sombra, y debo aceptar que ya no es mi rostro el que me mira en el espejo, es el rostro de alguien nuevo, de un niño que todo lo está descubriendo.

Solo espero que, estés donde estés, puedas vivir con la calma que yo acabo de recobrar.

Cuentos patéticos Microcuento

Goran Y. Lausic King View All →

Profesor de Historia y Ciencias Sociales, egresado el 2008, Magister en Historia. Con un gusto y una formación literaria que se remonta a 1998, año en que desarrollé mi primera novela no publicada, y que no publicaré jamás (no está en condiciones).
Mi primera novel publicada fue A diez pasos a la oscuridad, publicada en Amazon, y me encuentro en etapa de diseño de portada para Página en blanco, mi segunda novela. Mientras escribo historia, novelas y demases, divulgo mi trabajo corto (cuentos y poemas, principalmente), por medio de este espacio en la web.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: