Sin sentido

Me comporté como una maquina,

trabajé solo por un techo y comida,

me preocupé de entregar mis entrañas

a cualquiera que amigo llamaba,

con una sonrisa entregaba mi alma,

preocupado excepto de las apariencias de nada,

llenaba mis manos de cucharas de plata,

y mi consciencia ni se inmutaba.

Me comporté como un fantasma,

mi cuerpo existía pero mi alma no estaba,

buscaba una palabra que no comprendía,

buscaba la vida cuando yo no vivía,

y me llené de ilusiones de encontrarla,

una sonrisa cuando no hallaba la mía,

felicidad era una palabra bien vana,

vanalidad era lo que alegraba mi día.

Me comporté como cualquier cosa,

un ser humano es lo último que diría,

a lo mejor abuso de la crítica,

pero no le daba sentido a mi día,

el aire tan solo lo respiraba,

mis acciones por inercia se hacían,

sabía que algo me faltaba,

solo pensaba que jamás lo encontraría.

Cuentos patéticos

Goran Y. Lausic King View All →

Profesor de Historia y Ciencias Sociales, egresado el 2008, Magister en Historia. Con un gusto y una formación literaria que se remonta a 1998, año en que desarrollé mi primera novela no publicada, y que no publicaré jamás (no está en condiciones).
Mi primera novel publicada fue A diez pasos a la oscuridad, publicada en Amazon, y me encuentro en etapa de diseño de portada para Página en blanco, mi segunda novela. Mientras escribo historia, novelas y demases, divulgo mi trabajo corto (cuentos y poemas, principalmente), por medio de este espacio en la web.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: