Contra el tiempo

Y se me acaba el tiempo… pasan las horas y se me acaba el tiempo, las palabras aguardan, desesperadas por poder ser emanadas, pero me falta el tiempo, me falta el poder estar frente a tus ojos para poder decir lo que siento, me falta el poder tomar tu mano y decirte que no miento, me falta que puedas escuchar mis palabras que el mañana no es incierto, que te quiero, que no importa la distancia, no importa quien conozca, no importa quien me acompañe, siempre tendrás este lugar privilegiado en mi corazón… pero se me está acabando el tiempo… ¿de que sirve querer si no puedo demostrártelo en este momento? ¿porque las palabras precisas tienen que esperar hasta que ya casi no nos queden oportunidades de demostrarnos lo que estamos viviendo? ¿porqué el destino tiene que ser tan cruel de quitarte a mi lado justo cuando te estoy descubriendo? Nunca he amado a nadie de la forma que lo hago contigo, y eso es completamente cierto, me encanta la forma en que sonríes cuando surge un problema nuevo, como si supieras que ello son solo bromas del destino que nos estaba guardando algo como esto; me encanta la forma en que, efectivamente, pones esas dificultades de lado para poder disfrutar de cada momento, y ahora lo haces con mayor responsabilidad… pero se nos acaba el tiempo. Te veo allí tendida, a mi lado, conectada a esa maquina, con tus ojos cerrados, con tu mano tensa, sin posibilidad de emitir una palabra que me aliente… maldita enfermedad, me arrebató lo más precioso que contigo tenía, el tiempo, la oportunidad de construir una vida nueva, un futuro soñado por los dos. Te amo, te amé, te amaré… no importa lo que pase, no importa quien me acompañe una vez ya no estés… siempre serás la primera, la más importante, aquella que me quite el aliento, aquella por la que despierte en las noches, anhelando su abrazo, su aroma, su cuerpo. Ya te estoy extrañando… y eso me quita la poca vida que queda en mi cuerpo.

Cuentos

Goran Y. Lausic King View All →

Profesor de Historia y Ciencias Sociales, egresado el 2008, Magister en Historia. Con un gusto y una formación literaria que se remonta a 1998, año en que desarrollé mi primera novela no publicada, y que no publicaré jamás (no está en condiciones).
Mi primera novel publicada fue A diez pasos a la oscuridad, publicada en Amazon, y me encuentro en etapa de diseño de portada para Página en blanco, mi segunda novela. Mientras escribo historia, novelas y demases, divulgo mi trabajo corto (cuentos y poemas, principalmente), por medio de este espacio en la web.

1 comentario Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: