Ritmos

– ¿Goran Lausic? – dijo el periodista al otro lado del teléfono – Sabes, te he estado tratando de ubicar –

– Si, te conozco, tu eres el periodista de espectáculos de ese canal – le respondió el escritor.

– Cultura y espectáculos – corrigió – Estaba pensando, ¿existirá la posibilidad de que me concedas una entrevista? –

– ¿Respecto a qué? –

– Al artículo que salió entre los reportajes de El Mercurio ayer, que te catalogaba como uno de los escritores independientes prometedores que publican en la red –

– Sí, ese fue un halago que no me esperé –

– La verdad, no me sorprende, he leído tu material, y es bastante bueno –

– ¿Algún favorito? –

– Me agrada un ninja en el metro, es un buen llamado de atención a lo ciegos que somos como sociedad –

– Sí, lo es. Aunque, todavía no hay nada que supere a Parálisis –

– No sé, lo encontré un tanto patético –

– Sé que es sumamente subjetivo lo que voy a decir, pero creo que no he escrito nada más bueno que eso –

– Bueno, gustos son gustos. Y, ¿me darás la entrevista? –

– Si, no hay problema, ¿donde y cuando? –

– Ven al canal mañana por la mañana –

– Allí estaré –

Al día siguiente el periodista lo estaba esperando en la puerta del canal de televisión. Goran estaba nervioso, nunca había hecho algo como eso, es más, no entendía como alguien que tenía que refugiarse en las letras para expresarse de pronto se enfrentaría a una cámara. Su anfitrión lo llevó a recorrer al lugar, y afuera del estudio de grabación donde estaban filmando la telenovela, la vio. Inconscientemente se desprendió de quien la acompañaba, y caminó lentamente a su encuentro, ella parecía sometida a la misma clase de hechizo.

– ¿Goran Lausic? – dijo ella.

– ¿Ignacia Echeñique? – dijo él.

– ¿Se conocen? – preguntó sorprendido el periodista.

– No, tan solo soy un gran admirador de su trabajo – dijo sonriendo el escritor, mientras que no podía despegar los ojos de la verde mirada de Ignacia.

– Yo también soy una fanática tuya, me he leído todos tus cuentos, y diariamente me conecto a tu blog a ver si has escrito algo nuevo – agregó ella, que lo miraba fijamente a los ojos mientras jugaba con su cabello.

– ¿Hablas en serio? – preguntó Goran comenzando a acercarse más a ella.

– Si, encuentro que tu trabajo está cargado de sentimiento, hay algunos que son tan patéticos, pero tan románticos, que en la contradicción hay una magia que me impulsa a seguir leyendo –

– ¿Alguno en particular? –

– Parálisis, encontrar al amor de tu vida en un instante tan imprevisto que no tienes tiempo para reaccionar es algo que me terminó identificando –

– Que gracioso, lo escribí tratando de reflejar algo que no me deja de pasar –

– ¿Eres lento? –

– Lentísimo, nunca cuando he conocido a una mujer he podido actuar a tiempo para nuestros corazones sincronizar –

– Me pasa lo mismo, es como si yo y el resto del mundo no siguiéramos el mismo ritmo –

– ¿Y que pasa cuando dos corazones igual de lentos se encuentran y se atraen con profunda intensidad? ¿Será acaso que el ritmo del mundo ya no importa, pues sin importar lo rápido que todo pase, ellos se mueven a la misma velocidad? –

– ¿Que pasa cuando te pierdes en una mirada que pensaste que nunca podrías llegar a conocer? –

– ¿Que pasa cuando la niebla se disipa y finalmente estás frente a ella, aquella que sin lugar a dudas puede ser? –

El periodista miró sorprendido, a medida que los comentarios que aludían a los cuentos del escritor continuaban, los rostros de los dos jóvenes se acercaban. Él puso su mano en su mejilla, y ella reaccionó de la misma manera, no dejaban de mirarse y de hablar, era magia en vivo la que se podía atestiguar.

Cuentos

Goran Y. Lausic King View All →

Profesor de Historia y Ciencias Sociales, egresado el 2008, Magister en Historia. Con un gusto y una formación literaria que se remonta a 1998, año en que desarrollé mi primera novela no publicada, y que no publicaré jamás (no está en condiciones).
Mi primera novel publicada fue A diez pasos a la oscuridad, publicada en Amazon, y me encuentro en etapa de diseño de portada para Página en blanco, mi segunda novela. Mientras escribo historia, novelas y demases, divulgo mi trabajo corto (cuentos y poemas, principalmente), por medio de este espacio en la web.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: