Despedida territorial

Sabes que necesito despedirme de ti, a pesar que el amor que hoy siento sea más fuerte que lo que he sentido jamás. Lamentablemente las decisiones que he tomado me han obligado a ello, a darme cuenta que a pesar que eres la mujer de mi vida, debo dar vuelta la página y dejarte marchar. Lo peor, es que no te he preguntado si es que te quieres ir, tan solo tomé la decisión unilateralmente que debo mantenerme alejado de ti.

Siempre te amaré, que no te quepa duda de ello, pero pienso que con la ausencia del otro ambos seremos más felices; creo que el destino se ha encargado de dejarnos en claro que si queremos intentar algo debemos estar preparados para continuamente sufrir. Te amo, no es porque haya dejado de hacerlo que me marcho, sino porque creo firmemente que mi felicidad se encuentra demasiado lejos de mi hogar. Quizás mañana mire hacia este momento y me de cuenta que estuve equivocado al obrar de esta manera, pero por ahora, actúo convencido de que lo que hago es lo mejor para los dos.

Te extrañaré por mucho, pero con el tiempo el dolor lograré olvidar, espero que puedas hacer lo mismo, pero que nunca me dejes de amar; sé que yo no lo haré, y si nos volvemos a encontrar sea un nuevo comienzo para esta relación que desde un principio estuvo destinada a fracasar. Esta es mi despedida, niña querida, las últimas lagrimas que por ti pretendo derramar. Espero que hayas disfrutado de mis últimas caricias, pues no encontré la fuerza para que mis palabras dijeran lo que estás leyendo en este lugar. Es fuerte, sé concretamente que es lo que deseo, pero cuando estoy contigo nuestros problemas desaparecen de tal manera que no me dejan progresar. Te amo, te extraño, pero necesito que me dejes marchar.

No me llames, yo no lo haré… no me escribas, que tus correos ignoraré… pídele mis disculpas a nuestros amigos, pues a ellos también dejaré atrás. Lo que si, no sientas que es tu culpa, pues nada ni nadie nos llevó a lo que no podemos evitar. Es tan solo que mis sueños se encuentran alejados de esta tierra, y mi relación contigo es una atadura sumamente fuerte a este lugar.

Adiós mi vida, te dejo atrás… espero que en el horizonte el destino nos permita volvernos a encontrar, pues sino moriré en soledad, y cubierto por la esperanza que me sigas lejos de nuestra tierra natal. 

Cuentos patéticos

Goran Y. Lausic King View All →

Profesor de Historia y Ciencias Sociales, egresado el 2008, Magister en Historia. Con un gusto y una formación literaria que se remonta a 1998, año en que desarrollé mi primera novela no publicada, y que no publicaré jamás (no está en condiciones).
Mi primera novel publicada fue A diez pasos a la oscuridad, publicada en Amazon, y me encuentro en etapa de diseño de portada para Página en blanco, mi segunda novela. Mientras escribo historia, novelas y demases, divulgo mi trabajo corto (cuentos y poemas, principalmente), por medio de este espacio en la web.

1 comentario Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: