Justificación previa

Esta ciudad es tan acelerada que no me deja pensar en ti, no me deja ni recordar como es tu rostro, ni siquiera tu voz. Tampoco es que de ti me halla olvidado, pues como te dije meses atrás, cada latido que da mi corazón te pertenece, pero te juro, jamás pedí que esto pasara. Sabes, tengo miedo, no de perderte, sino de perderme a mi mismo; cuando me fui de casa sabia con plena certeza que había encontrado al amor de mi vida en ti, te lo dije, y me correspondiste, y fui feliz durante la semana que me quedaba allí, pero ahora… o, por dios, me he encontrado sintiendo cosas que no había sentido en mi vida, me siento observado, querido, deseado; siento como si por primera vez la gente me mira sin reconocerme y sin prejuzgarme por todo lo que mi familia ha hecho, siento como que por primera vez soy yo mismo, y tengo la sensación de que a más de una persona le ha gustado lo que en mi ha encontrado.

Tranquila, no estoy diciendo con esto que he dejado de amarte, por que sé que no es así, me es imposible, eres la única que me hace vivir, reír, vibrar, bailar, cantar, disfrutar; piensa que con solo estar a tu lado me siento en mi hogar. No, lo que estoy diciendo es que lo siento, que esta ciudad es tan acelerada, y las cosas que estoy sintiendo y viviendo tan nuevas, que no se cuanto tiempo más me podré contener, resistir a mis instintos y disfrutar, por que a ti, me faltan un par de años para volver a verte, y yo, sigo viviendo aquí. Eres la mujer de mi vida, que no te quepa duda de ello, pero aquí, y ahora, como ser humano que soy, debo encontrar una manera de aplacar mi soledad.

Si, amor mío, me siento solo, terriblemente solo en una ciudad de seis millones de habitantes, es que estaba acostumbrado a tenerte siempre a mi lado, a despertar por las mañanas sabiendo que era cosa de horas que nos volviésemos a ver. Te amo, no lo olvides, y perdona si es que ahora te hago sufrir.

Cuentos patéticos

Goran Y. Lausic King View All →

Profesor de Historia y Ciencias Sociales, egresado el 2008, Magister en Historia. Con un gusto y una formación literaria que se remonta a 1998, año en que desarrollé mi primera novela no publicada, y que no publicaré jamás (no está en condiciones).
Mi primera novel publicada fue A diez pasos a la oscuridad, publicada en Amazon, y me encuentro en etapa de diseño de portada para Página en blanco, mi segunda novela. Mientras escribo historia, novelas y demases, divulgo mi trabajo corto (cuentos y poemas, principalmente), por medio de este espacio en la web.

1 comentario Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: